El precio de la libra de café subió un 76 % en 2021 y cerró en su mejor valor de la última década, indica el informe de mercado elaborado por la Organización Internacional del Café (OIC).

La OIC elabora cada mes el precio indicativo de la libra de café que se cotiza en el contrato C de la Bolsa de Valores de Nueva York, una metodología que se utiliza para determinar el valor del aromático de unos 20 países productores para entregas a futuro.

En 2021, la cotización del aromático logró mejorar porque Brasil, que exporta el 32 % del café a nivel mundial, redujo su producción tras sufrir primero una sequía en las zonas productoras y después una helada.

De esa manera, el precio promedio de la libra de café se colocó en diciembre de 2021 en $2.03, su valor más alto desde 2011. Al comparar contra cómo inició el año pasado, con un valor de $1.15, la cotización del aromático aumentó 76%.

Por quintal, el valor se colocaba en $128.40 el 4 de enero de 2021 y cerró el 31 de diciembre en $228.50, equivalente a un incremento del 78 %. El mejor valor se observó el 26 de noviembre, cuando llegó a $243.95 y fue el desempeño más alto de los últimos 10 años.

“La firme y constante tendencia al ascenso que se observó desde el comienzo del año cafetero 2020-2021 muestra cómo, tras diez años consecutivos de bajo nivel de precios, hubo una notable recuperación del precio del café, que se situó por encima de los 200 centavos ($2)”, señala la OIC en su informe.

Un respiro para los productores

El precio del café comenzó a descender desde 2017, situación que sumergió en crisis a los caficultores debido a que no tenían suficiente rentabilidad para continuar con los trabajos de campo. Como resultado, en 2019, algunos productores de Santa Ana comenzaron a quemar sus fincas para sembrar en su lugar granos básicos.

Pero, ¿por qué no bajó el precio en las cafeterías o puntos de venta? Los productores a nivel mundial -y también los salvadoreños- se quejaban de distorsiones en la cadena del café y que, pese a que les toca la mayor parte del trabajo, reciben muy poco.

Un estudio del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) reveló que a los productores solo les llega 1 % por cada taza vendida en las cafeterías de Estados Unidos.

Con el incremento de la cotización, sin embargo, la Asociación Cafetalera de El Salvador (Acafesal) aseguró que los productores se encuentran optimistas de tener mejor rentabilidad en la cosecha 2021-2022 que les permita realizar trabajos de campo y revivir el sector.

Según la Acafesal, los mejores precios se mantendrán en los siguientes tres años, aunque advirtió que este 2022 es marcado por una escalada de alzas en los insumos agrícolas. Solo el fertilizante (un derivado del crudo) ha subido un 50 %, clave para la productividad de las plantas.

*Publicado por Diario El Mundo

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *