El Consejo Salvadoreño del Café (CSC) se prepara el certamen nacional de Taza de Excelencia 2022, con el que se busca exponer al mundo los mejores cafés del país. En 2021, compitieron 141 muestras; este año la entidad espera superar la cifra.

«Estamos apostando a mejorar la calidad del año pasado y tener nuevos productores que antes no se visibilizaban. Por ejemplo en 2021, tuvimos un productor con un Geisha que no había sido visualizado y ganó el cuarto lugar, casos como esos se nos dieron en otras posiciones y es lo que buscamos», manifestó Manuel Vindel, jefe de la Escuela de Café del CSC.

La recepción de muestras para participar en el certamen será entre el 20 y 27 de abril y la preselección del 2 al 6 de mayo. El CSC detalló que el jurado nacional evaluará las muestras del 16 al 20 de mayo, y del 24 al 27 de mayo, el jurado internacional. El CSC motivó a los productores a participar para que puedan obtener un lugar en la subasta electrónica con compradores selectos.

«Motivamos a los productores a dar un paso más, a inscribirse, a crearse oportunidades en el área comercial directa. Taza de Excelencia es lo que hace, busca enlazar y vincular el comercio directo entre productores y compradores», dijo.

Taza de Excelencia es una iniciativa de la Alliance for Coffee Excelence (ACE), que busca destacar los mejores cafés en varios países. A nivel local es el CSC el que organiza la competencia.


En 2021, el pacamara, proceso semilavado de la finca Mileydi obtuvo el mayor precio en la subasta electrónica, logrando $70 por libra de café. La subasta es el cierre del certamen de café Taza de Excelencia donde compradores internacionales compiten para comprar los mejores cafés salvadoreños.

Sin embargo, en 2020, un Pacamara, procesado bajo el método natural anaeróbico, obtuvo el segundo precio más alto de esa edición, de $80.10 por libra.

Un dato a destacar es que a diferencia de los dos años anteriores, el CSC retomará la actividad comercial presencial.
«Este año si vamos a tener una Taza de Excelencia presencial, somos pocos los países que hemos tomado este riesgo, porque sabemos que es un riesgo, pero la oportunidad es mayor y debemos ir retomando las actividades cotidianas que teníamos», destacó Vindel.

De acuerdo con el Consejo Salvadoreño del Café, el año pasado, las seis regiones cafetaleras de El Salvador fueron representadas en el certamen. La región de Cacahuatique estuvo representado por el 2.8 %, Chinchontepec con un 1.4 %, el Bálsamo-Quezaltepec con un 5.5 % y Tacana-Chinameca con el 4.2 %.

*Publicado por La Prensa Gráfica

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *